Saltar al contenido

El poder de la Voluntad Positiva sobre la Negatividad.

angry animal big carnivore
Photo by Pixabay on Pexels.com

El mundo tiene una forma de comportarse que diferencia a los seres humanos de todas las demás creaciones. El humano a diferencia de todas las demás cosas del mundo tiene la posibilidad de decidir que hacer con su vida. Una planta por ejemplo no puede decidir si florecer, un animal tampoco puede decidir si comer o no. Los seres inertes ni siquiera pueden moverse. El ser humano es diferente, este puede decidir si comer, o no, puede decidir si quiere reproducirse o no, y también tiene la capacidad de moverse donde desea. Este gran poder del humano hace que tanto hombre como mujeres puedan ser forjadores de su vida. Por ser el camino a la riqueza un camino que el humano puede decidir escoger, en este articulo compartiremos la razón por la que tener la voluntad correcta hacia la riqueza es muy importante. Explicaremos también, por qué es importante no tener una voluntad negativa. Por último, explicaremos el peligro de enfrentar el camino a la riqueza sin la voluntad y actitud correctas. Al finalizar este articulo sabrás si debes hacer un cambio de actitud para lograr la riqueza que deseas.

La voluntad correcta para alcanzar la riqueza.

fitness power man person
Photo by Binyamin Mellish on Pexels.com

Cuando quieres alcanzar la riqueza o mantener una, debes tener la voluntad correcta para lograr tu propósito. Los seres humanos podemos decidir hacer acciones que nos llevan a un destino. Si por ejemplo decides que quieres ir a tu lugar de trabajo caminando, es imposible que lo logres si no te paras de la cama y empiezas tu travesía a tu lugar de trabajo. Esto mismo ocurre con todas tus decisiones, tienes que ponerte una meta y ponerla en acción. La ley general del comportamiento exige que te pongas una meta y después ponerte en acción para alcanzarla. Con la riqueza es lo mismo, si quieres acumular riqueza, debes primero establecer en tu mente la meta de que vas a alcanzar la riqueza, y después tienes que ponerte en acción para lograrlo. Cuando te pongas una meta, intenta que esta sea específica y alcanzable. Por ejemplo, es mejor ponerte una meta clara donde te dices, voy a alcanzar acumular la suma de $100,000 en los próximos 5 años, a ponerte una meta que estipule que vas a ser millonario en 6 meses sin que en el momento tengas ningún capital. Lo segundo es que después de haberte puesto la meta, debes ponerte en acción y empezar la travesía a lograr tu meta. Tus acciones tienen que estar acorde con tu meta. Si por ejemplo te fijaste la meta de no tener más deudas en los próximo 5 años, debes empezar a pagar tus deudas, y no adquirir más. Si tus acciones van conforme a tu meta, lo más seguro es que lograras llegar a esta. Lo que queda por regla general es que, para alcanzar la riqueza, tu voluntad debe ser la de ponerte en acción a lograr tu meta y no la de quedarte esperando a que las cosas pasen por si solas.

El Problema de tener una voluntad negativa frente a tus acciones en tu camino a la riqueza.

Adquirir riqueza es una travesía de lograr algo que en el presente no tienes. Aun en el caso que tengas una fortuna y quieras mantenerla, tú debes lograr que en el futuro logres tener todavía lo que tienes. En estos ambos casos hay una meta: si quieres adquirir riqueza y todavía no la tienes, tú tienes que ponerte en acción para lograr tu propósito. En el caso que tu meta es mantener tu riqueza, tus acciones también tienen que hacer que en el futuro logres tener lo que tienes hoy en día. Por ser esto una regla general, si quieres algo debes ponerte en acción para lograrlo, es importante que veas que el poder de tu voluntad es muy importante cuando decides ponerte en acción. Si tú te pones una meta y entras en un estado negativo, lo que pasara es que tu mente no te dejara progresar. La situación es porque tu cerebro responde a estímulos. Si tu mente recibe un estímulo de ponerse de pie, tu mente hace que tu cuerpo se pare, sin embargo, si tu no le envías a tu mente el estímulo de ponerte de pie, seguramente nunca lo harás. El estímulo que afecta a tu mente viene del poder de los humanos de tomar decisiones. Si tú decides que vas a ser rico, tu mente recibe un estímulo que hace que tus acciones te lleven a alcanzar tu meta. Es por esto que es muy importante que le envíes a tu mente estímulos positivos. Si tu mente recibe estímulos negativos tu cerebro no cambiara tu estado actual. Así que, si quieres lograr tener una fortuna, decide ser rico, pon tu voluntad hacia accionar en lograr tu meta, y nunca pongas tu voluntad hacia el negativismo debido a que de esa manera no podrás hacer que tu mente tome las acciones necesarias para ser rico.

El gran problema de no tener una voluntad clara hacia tus metas.

¿Que pasa cuando no sabes a dónde quieres ir?, ¿cuándo no quieres ir hacia un lugar?, o ¿cuándo te da lo mismo todo? Las respuestas a estos interrogantes es la misma, “no llegas a ningún lado”. La riqueza es un destino, mantener una fortuna también es un destino, que pasa si no sabes lo que quieres, entonces llegaras a eso, a la nada. Tu destino será lo que pediste, tener nada porque el que no sabe que quiere, pues poco puede trabajar para lograr eso. Imagina una persona que no sabe lo que quiere, él vive su vida de situación e situación y vivirá una continua ansiedad del vacío por no saber si logro lo que quería, puede que algunas veces este feliz y otras triste, lo graves es que por no haber tomado un tiempo para hacerse una introspección, este no sabrá cuando logro sus metas. Lo mismo pasa cuando tienes metas, pero tú no decides empezar a accionar tu voluntad hacia lograr llegar a esta. Si quieres ser rico no basta que te pongas una meta, tienes que ponerte en acción hacia llegar a esta. Si te pusiste una meta de llegar a tener 10,000 en 10 meses, tus acciones exigirán que ahorres $1,000 cada mes, por ejemplo. Por último, cuando todas las cosas te dan lo mismo, entonces todos los resultados son buenos para ti. En este caso tu cerebro tendrá tantos estímulos que alcanzar uno en específico será muy complicado.

Recuerda.

Para alcanzar la riqueza debes tener una voluntad positiva enfocada a la acción de lograr tus metas. Si tus tienes estímulos negativos tu voluntad se verá afectado con estas decisiones, y no podrás lograr tus metas. Por último, siempre intenta tener una meta clara, si vives una vida con metas, tu fuerza de voluntad será mayor. Un último punto, las metas positivas son más fuertes que las negativas, por lo que en vez de ponerte una meta como, no voy a ser pobre, ponte una que diga, voy a ser rico. Los estímulos de la positiva hacen mayor resonancia en tu mente y te da más poder de voluntad.
Tags:

nuevas ideas

 

dinero

 

vida de millonario

 

riqueza

 

metodo de alcanzar riqueza

 

voluntad

 

Jonathan Lederman Ver todo

Mas de 15 años de experiencia en el área de inversiones.
Consultor sobre finanzas personales
Asesor en creación de Riqueza personal y familiar
Magister en Comercio
Estudios Universitarios en Negocios y Mediación de Conflictos
Fundador de varias empresas
Director de varias empresas
Expositor
Mentor
Coach financiero
Ganador de premios
Gurú en temas de generación de riqueza

One thought on “El poder de la Voluntad Positiva sobre la Negatividad. Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: