Saltar al contenido

No te ahogues en un hueco sin fin.

Si estás pasando un momento difícil en tu trabajo y tus entradas de dinero están siendo afectadas a tal punto que no te alcanza para cubrir tus deudas, debes afrontar la realidad y cambiar. Uno de los grandes problemas que enfrentan los profesionales hoy en día, es que se acostumbran a su trabajo y creen que su situación es segura. El problema radica, en que en el futuro tu situación laboral y/o tus necesidades de dinero pueden cambiar. Imagina el caso que eres un profesional con un excelente salario. Tu llevas una vida cómoda y te haz acostumbrado a ella. En ese momento resulta que en la empresa en la que trabajas anuncian recorte de personal porque están pasando por una mala situación financiera. Esto conlleva a que tú pierdas el trabajo o a qué te bajen el salario. Por cierto, lo mismo aplica si eres dueño de tu negocio. Puede que todo con tu negocio esté muy bien y de repente una compañía que compite con la tuya y esta mejor organizada, abre una tienda y se lleva parte de tus clientes. En ambos casos empiezas a enfrentar una situación de crisis. Para resolver esta crisis, te sugerimos 2 puntos. Primero, debes aceptar tu nueva realidad. Segundo, en caso de perder tu trabajo, debes buscar otro lo antes posible, así este no sea tan bueno como el anterior.

Es muy importante que si tu situación laboral y tus ingresos cambian para mal, debes hacer cambios con tu forma de vida, por lo menos hasta que recuperas tus ingresos y trabajo deseado. Varias veces en Finanzas y Riqueza, he tenido que asesorar a personas que tenían un trabajo pero lo perdieron. Personalmente me ha tocado trabajar con ellos para que hagan cambios en su vida y para que recuperen su estabilidad. No es fácil cambiar, pero de no hacerlo, estás arriesgando hundirte más.

En segunda instancia, si tu trabajo o ingreso cambian hacia mal, debes ponerte las pilas y trabajar en tu nueva posición laboral así te paguen menos o conseguir un trabajo nuevo. Es muy grave quedarse sin trabajo o criticando tu nuevo puesto. Ante todo, si estás trabajando en una compañía y te cambian el trabajo a uno que no te gusta y no trabajas bien en este, lo más seguro es que te despidan. Si el caso es que te despidieron o que se quebró tu negocio, debes ponerte a trabajar cuanto antes, esto porque necesitas los ingresos y también para que puedas seguir produciendo. Cuando uno se aleja por mucho tiempo del ambiente laboral, uno cae en un espiral que te afecta negativamente a conseguir otros trabajos.

Por último, no te estoy diciendo que te conformes con algo que no te gusta. Lo que te digo es que sigas trabajando en algo mientras consigues recuperar tu puesto o alguno otro que desees.

www.infoguia.com.pa

Jonathan Lederman Ver todo

Mas de 15 años de experiencia en el área de inversiones.
Consultor sobre finanzas personales
Asesor en creación de Riqueza personal y familiar
Magister en Comercio
Estudios Universitarios en Negocios y Mediación de Conflictos
Fundador de varias empresas
Director de varias empresas
Expositor
Mentor
Coach financiero
Ganador de premios
Gurú en temas de generación de riqueza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: