Saltar al contenido

Curso de Bienes Raíces 101: Escoge una Tierra.

Temas de esta entrada:
Ten una idea de lo que vas a hacer con la tierra.
Busca una buena tierra que funcione para desarrollar tu idea.
Analiza el valor de la tierra con relación a tu proyecto propuesto.

map atlas south america

Photo by Pixabay on Pexels.com

Los bienes y raíces son una excelente inversión. Para que manejes bien este tipo de inversión, haremos 7 entradas sobre el tema. En esta entrada aprenderás los principios básicos para comprar un terreno. Por ser los bienes raíces un tema extenso, tendremos que analizar cada sub-tema sobre bienes raíces por aparte. El objetivo de esta división es que entiendas los fundamentos de los bienes y raíces para que después puedas tomar decisiones sobre situaciones complejas en donde hay más de un sub-tema que analizar. Empecemos por explicarte las tierras. En este articulo te explicaremos como seleccionar una tierra. Además, te explicaremos que es una tierra buena. Por último, te enseñaremos a encontrar el valor real de un terreno. Al finalizar esta lectura, tendrás claro los principios básicos de la búsqueda y adquisición de un terreno.

Tu idea define tu terreno.

architectural design architecture blueprint business

Photo by Lorenzo Cafaro on Pexels.com

Un primer punto, el cual es muy importante, es tener una idea clara que especifique la razón por la que tú quieres comprar un terreno. Imagina que la idea es como la columna vertebral de tu proyecto. Lo que me refiero con columna vertebral, es que todas las demás decisiones que hagas en tu búsqueda, compra y desarrollo del terreno están relacionadas con tu idea. Existe muchas razones por la que quieres comprar un terreno, por ejemplo, puedes quererlo para sembrar algún vegetal, lo puedes querer para extraer un recurso natural, hacer una casa, hacer un proyecto grande, entre otros. Es importante que tengas claro que tu idea puede ser o no especifica, esto quiere decir, que puedes tener una idea que no deseas cambiar o una idea que estás dispuesto a modificarla. Un ejemplo de una idea que no quieres cambiar: quieres hacer un hotel de playa. Esta idea es clara y es un punto que no quieres cambiar. El caso en que tu aceptes modificar tu idea, el ejemplo serio: quieres desarrollar un proyecto inmobiliario, sin embargo, tu no has definido con exactitud el proyecto que quieres hacer, en este caso puedes buscar más opciones de terreno debido a que no has definido las características del desarrollo.

Busca un terreno para desarrollar tu idea.

Antes de buscar un terreno debes tener claro que es lo que deseas hacer ahí. Por ejemplo, si estás buscando un terreno para hacer una casa de recreo para esquiar en nieve, lo que debes hacer es esforzarte en conseguir un terreno de tu agrado, este debe estar en la nieve en un lugar que se pueda esquiar. De nada te sirve en este caso (ejemplo sencillo) que vayas a la playa a buscar terrenos para esquiar en nieve. Siendo lo anterior un ejemplo sencillo, lo mismo aplica a todas tus selecciones de tierra. Si el objetivo tuyo es hacer una granja, entonces no debes buscar o comprar terrenos con usos que no sean para agricultura. Si tu idea es hacer una casa para ti y tu familia, busca un terreno que tenga las normativas para hacer una casa tipo la que deseas. Es pocas palabras, tu idea define el terreno.

Valor de un Terreno.

Es importante que encuentres la diferencia entre el precio de un terreno y el valor que este mismo tengo para ti. El precio normalmente lo establece el mercado, el valor lo establece el terreno con relación a tu idea. Te explico a través de un ejemplo. Imagina el caso que tú quieres desarrollar un edificio de 20 pisos y este proyecto esta propuesto para apartamentos lujosos. En tu búsqueda de terrenos encuentras un terreno muy costoso al frente de la playa en un barrio lujoso. El tema es que el terreno tiene una normativa que solo se pueden hacer casas de máximo 3 pisos, además es un terreno de baja densidad. En este caso, el precio del proyecto no sería el valor que tu estas dispuesto a pagar. La razón es que, aunque el terreno fuera económico, las leyes del terreno no dejarían que hicieras tu proyecto. Existen algunas veces que es posible para ti cambiar el uso del suelo o modificar tu proyecto. Esto solo lo debes hacer si el terreno es muy bueno a un excelente precio. Como este escrito es para introducirte en la adquisición de terrenos, no voy a cubrir más sobre el cambio de usos de suelo ni sobre el cambio de ideas. Lo importante es que te des cuenta de que el valor de una tierra está relacionado a tu idea, y el precio está relacionado al mercado. Otro ejemplo, tú quieres una tierra para hacer tu casa, hay un terreno muy bonito, sin embargo, este terreno tiene petróleo abajo. Lo más seguro es que el precio de este terreno sea muy caro, pero tu idea es hacer una casa para vivir, por la razón que tú no estás buscando un terreno para extraer petróleo, sea porque no tienes los recursos o porque simplemente no es lo tuyo, el valor de los recursos que tiene el terreno no justifica que tu compres a ese precio. Lo que debes buscar es un precio que sea igual al valor que tú le adjudicas al terreno con relación a tu idea, o que el precio este por debajo. Un último ejemplo, ves un terreno que te deja construir altura libre y alta densidad, tú quieres hacer un edificio de 20 pisos, cuando haces el análisis financiero del proyecto concluyes que para tu idea debes comprar un terreno de US$1,000,000. Si el terreno que viste tiene un precio $900,000 entonces debes comprar el terreno ya que tu tenías disponibilidad de pagar hasta US$1,000,000 por la tierra y la conseguiste en US$900,000.

Un caso especial:

Solo como un punto adicional quiero explicar que hay veces uno encuentra terrenos tan espectaculares, que estos inspiran una idea, sin embargo, nunca compres un terreno si no visualizas una idea.

Conclusión,

En conclusión, el tema de bienes y raíces es muy extenso por eso en este escrito solo se mencionó una introducción en el tema de terrenos. Es importante que recuerdes que la idea define el terreno, que tu búsqueda de tierra debe estar enfocada en el desarrollo de tu idea, y, por último, que compres una tierra por el valor que esta representa para tu idea y no solo por el precio.

Jonathan Lederman Ver todo

Mas de 15 años de experiencia en el área de inversiones.
Consultor sobre finanzas personales
Asesor en creación de Riqueza personal y familiar
Magister en Comercio
Estudios Universitarios en Negocios y Mediación de Conflictos
Fundador de varias empresas
Director de varias empresas
Expositor
Mentor
Coach financiero
Ganador de premios
Gurú en temas de generación de riqueza

3 comentarios sobre “Curso de Bienes Raíces 101: Escoge una Tierra. Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: